Tablas cortas

Si ya llevas surfeando un tiempo y quieres subir de nivel, una tabla de surf shortboard tiene que ser tuya. Son tablas diseñadas para ganar velocidad, agilidad y diversión y con las que tendrás una experiencia increíble si las condiciones lo permiten. Exigen una ola más rápida y alta que su versión más larga, pero la espera merecerá la pena. Estas tablas ganan en velocidad y son más fáciles de manejar gracias a su forma, tamaño y peso. Por eso no es recomendable para los que empiecen a surfear, ya que les resultará más difícil aprender.

Al ingresar su dirección de correo electrónico arriba, usted da su consentimiento explícito para que conservemos sus datos de acuerdo con nuestros Política de privacidad